Apiarium te agradece que, si tienes algún documento o fotografía sobre Biar que pueda interesar, nos lo envíes para publicarlo al e-mail: apiarium-bellezainterior@hotmail.es. Aparte de los documentos y fotos, este blog se engrandece también con los comentarios y opiniones que nos hacéis llegar.

7 abr. 2013

*La festividad de San Vicente Ferrer.

  
   El lunes posterior a la Semana de Pascua se celebra en la Comunidad Valenciana la festividad de San Vicente Ferrer, de la que es su Patrón, con multitud de actos en cada localidad de la Comunidad.
   En Biar sirve esta festividad para anunciar y prologar las próximas fiestas de Moros y Cristianos, que se celebran anualmente del 10 a 13 de mayo. El programa de actos se puede ver en este blog, en otra entrada del dia 3.
 Biografía del santo:
  Vicente Ferrer nace en Valencia el 23 de enero de 1350. Fueron sus padres Guillermo Ferrer, notario público, y Constancia Miguel, personas virtuosas y distinguidas en la caridad con los pobres. Tuvieron tres hijas y tres hijos.
San Vicente Ferrer   En 1370, a sus veinte años, Vicente se incorpora por la profesión a la Orden de Santo Domingo. Es un joven de inteligencia prodigiosa, viva imaginación e ingenio penetrante. A los veintiocho años recibe, con calificación "Summa cum Laude", el doctorado en Teología y se dedica a la enseñanza de la ciencia sagrada durante ocho años en las universidades de Valencia, Barcelona y Lérida.
   Le inquieta la situación de su cultura, bloqueada por tendencias irreconciliables. Y así como se esforzaron por vivirlo Domingo de Guzmán y Francisco de Asís, él se siente llamado por Cristo a evangelizar Europa.
   A partir de ese momento recorre comarcas de España, Alemania, Francia, Bélgica, Holanda, Italia e Inglaterra, predicando en plazas, caminos y campos.   Su tema es la conversión personal y colectiva; invita a salir de costumbres de muerte para lanzarse a los riesgos de una vida nueva; llama a reflexionar sobre el futuro, comenzando su construcción en el presente. La imagen más utilizada en su predicación es la del juicio final que anuncia inminente y del cual él se presenta como el ángel del Apocalipsis. Respalda este anuncio con una vida austera y penitente, hace de la pobreza su actitud más característica. Confirma su predicación con una acción directa con los pobres y necesitados.
   Vicente Ferrer además será árbitro de una Europa dividida política y religiosamente. Reconoce primero al Papa de Avignón, de quien es confesor y ante quien rechaza el nombramiento de obispo. Posteriormente, viendo el escaso interés de dicho Papa para solucionar el Cisma de Occidente, le abandona y recorre regiones aconsejando a príncipes y logrando que retiren su obediencia a los Papas avignonenses, por el bien de la Iglesia. En este propósito coincide al final con Catalina de Siena.
   Fallece en la ciudad de Vannes (Francia) el 5 de abril de 1419 a la edad de 69 años. San Vicente Ferrer fue canonizado por Calixto III el 29 de Junio de 1455. Su cuerpo se conserva en Vannes.
San Vicente Ferrer promocionó la cerámica valenciana:
   Los palacios de la Corte Pontificia de Avignon, Francia, están todos decorados con azulejería de Paterna y Manises. Los edificios fueron construidos en los tiempos del Cisma de Occidente, el gran escándalo de la Iglesia Católica medieval.
   En aquella ciudad, bajo la protección de los reyes de Francia y también de la Corona de Aragón, vivieron unos años Papas y Cardenales cismáticos, entre ellos el aragonés Benedicto XIII, el Papa Luna. 
   Vicente Ferrer, acostumbrado a estar en el ojo del huracán de todos los grandes problemas civiles y eclesiásticos de su tiempo, vivió un tiempo en Avignon junto a su amigo el Papa Luna, a quien asesoraba.
   Poco a poco, aquella facción de la Iglesia iba construyendo su particular Vaticano en Francia. Para ornamentarlos, Vicente Ferrer recordó lo buenos que eran los alfares de Paterna, la buena azulejería que tenían y que tuvo oportunidad de conocer directa e indirectamente, recomendándolos. Aconsejó que aquellos edificios fueran decorados con cerámica valenciana, y fueron llamados a Avignon el mestre tauleller Bononato Nicholay i el mestre d´obres de la Catedral de Valencia Andrés Julià, este último autor de los planos de El Micalet. 
   Les enseñaron las estancias que querían revestir con cerámica valenciana y estos al ver la magnitud de la obra propusieron comprar toda la producción de los alfareros de Paterna, tanto los talleres en manos de los sarracenos como los que estaban regentados por alfareros cristianos. De hecho en la azulejería de los palacios aparecen signos arábigos o cristianos en los trabajos que identifican claramente quienes eran los autores de unos y otros.
   Como se percataron que ni aún así llegarían a cubrir la demanda, pensaron en recurrir a los alfareros de Manises, a pesar de que no era exactamente la misma calidad. Aunque los alfareros de uno y otro pueblo venían a tomar l´argila y otras materias primas de las riberas del Turia, por razones de composición del terreno, los de Paterna siempre han hecho una azulejería y cerámica más basta, y los de Manises más refinada. (Levante)
San Vicente Ferrer. Azulejo en la casa natalicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respetemos todas las opiniones, incluso las nuestras. Gracias.