Apiarium te agradece que, si tienes algún documento o fotografía sobre Biar que pueda interesar, nos lo envíes para publicarlo al e-mail: apiarium-bellezainterior@hotmail.es. Aparte de los documentos y fotos, este blog se engrandece también con los comentarios y opiniones que nos hacéis llegar.

20 dic. 2010

*Dulces de pueblo.

Biar ha tenido desde siglos y cuenta hoy con una extraordinaria tradición gastronómica en turrones, pastas y dulces. Tanto es así que hasta hace unos pocos años aún funcionaban tres fábricas de turrones y dulces. Actualmente queda una (Heretat de Soler), con el título de ser proveedora de la Casa Real desde 1880. Los biarenses, en especial sus mujeres, siempre han elaborado en cada hogar, para consumo propio, todo tipo de pastas y dulces en las fechas más significativas de sus celebraciones y fiestas: "toñas", rollos de aguardiente y de vino, "sequillos", galletas, turrones, almendrados, madalenas, etc. En la actualidad en bastantes hogares aún continúa esta tradición gastronómica para deleite de quienes la pueden degustar. Visitando esta localidad, hemos encontrado quien, aparte de las pastas arriba citadas, también se dedica a elaborar un dulce casero muy rico: galletas-cookies artesanales decoradas que causan sensación, y ya sean para una merienda, una fiesta o un bonito regalo quedarán todos impresionados por lo atractivas que resultan. El proceso de elaboración de estas galletas no deja indiferente a nadie, desde el corte de la masa hasta el decorado final, pasando por todas las fases intermedias que conllevan su preparación, son divertidas y muy creativas. Hechas artesanalmente, no contienen conservantes, y se decoran a mano con un exclusivo glaseado de azúcar en originales y exclusivos dibujos, colores y texturas, y con el deseo de alegrar dulcemente las fiestas, como las de Navidad y año nuevo. Aquí van unas fotos de algunos "diseños"   de la página:  http://chocolateycolor.blogspot.com.es/








19 dic. 2010

*Iglesia Parroquial-Biar (IV-I): nave principal-claves de las bóvedas.


Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de la Asunción-Biar

Detalle de las claves (*) de las bóvedas.
------
(*) El punto donde se cruzan los nervios de los arcos que forman una bóveda.
































































































16 dic. 2010

*Iglesia Parroquial-Biar (IV): nave principal.



La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Biar es un edificio religioso construido entre el siglo XV y el XVI de estilo renacentista que fue ampliado con la capilla de la Comunión y el presbiterio a finales del siglo XVII en estilo barroco.
La iglesia parroquial se encuentra en el centro de la población dominando la plaza de la Constitución. De origen medieval es esta iglesia gótica que tuvo diversas actuaciones posteriores, de una sola nave y capillas entre contrafuertes y con cabecera poligonal de cinco lados. La nave tiene cinco tramos y cubre con bóveda de crucería, el presbiterio cubre con una bóveda de ocho nervios que se unen en una única clave. Esta iglesia se concluyó en el siglo XVI con la portada renacentista que se ha relacionado con la puerta de las cadenas de la Catedral de Murcia.
La capilla de la Comunión se realizó a finales del siglo XVII siguiendo el diseño de Juan Bautista Pérez Castiel, su planta es de cruz griega de brazos cortos, y esta cubierta por una cúpula sobre pechinas.
Decorada con una abigarrada decoración a base de yeso y frescos. Destaca en el entorno urbano esta capilla ya que se encuentra adosada a los pies de la iglesia. En el siglo XVIII la iglesia se recubrió de estucos siguiendo el gusto del momento. En la actualidad como recuerdo de este hecho se han dejado así la cabecera y las capillas laterales, mientras que la nave se devolvió a su estilo originario en 1964.
Al exterior destaca la fachada a los pies de la iglesia donde se encuentra la portada renacentista que desarrolla los motivos decorativos de su estilo como son las veneras o conchas, hornacinas, putti, candelabros y balaustrada entre otros. La iconografía que desarrolla sigue la tradición medieval. Por ello vemos como a pesar de tener una impronta renacentista, todavía perduran elementos goticistas.
La torre campanario de cuatro cuerpos y remate está decorada con motivos geométricos.