Apiarium te agradece que, si tienes algún documento o fotografía sobre Biar que pueda interesar, nos lo envíes para publicarlo al e-mail: apiarium-bellezainterior@hotmail.es. Aparte de los documentos y fotos, este blog se engrandece también con los comentarios y opiniones que nos hacéis llegar.

25 jun. 2013

*Lugares de interés para visitar en Biar: compilación.


Castillo. De claro origen musulman (almohade) se levanta sobre restos de una fortificación de época romána a 753 metros de altura sobre el nivel del mar, y sobre el cerro que domina la población. 
En 1244 Jaime I (1213-1276) comienza la campaña para la toma del castillo de Biar, su alcaide Muza Almorávit no entrega la plaza y el rey aragonés le pone sitio durante seis meses, al cabo de los cuales en febrero de 1245, el castillo se entrega con la condición que sus habitantes musulmanes puedan seguir habitando la población. 
Biar sería entonces lugar fronterizo entre Castilla y el reino musulman de Murcia, por lo que siempre se consideró plaza fuerte adelantada de la corona de Aragón, lo que hizo que el castillo fuese fortificado repetidas veces y estuviera en liza durante todo el periodo de la reconquista española. Durante las revueltas moriscas de Al Azraq el castillo fué tomado por los sublevados. 
Durante la guerra de los dos Pedros (Pedro I de Castilla y Pedro II de Aragón) el castillo siempre permaneció en manos aragonesas a pesar de los repetidos intentos de los castellanos para la toma del castillo. 
De igual modo durante la guerra de sucesión (1702-1713) a la corona española, Biar permaneció fiel a la causa borbónica, y tampoco las tropas del archiduque Carlos lograron tomar el castillo. 
Durante la guerra de la independencia (1808-1814) se vió involucrado en diversos combates ocurridos en la zona, pero ya a partir de este siglo el castillo habia comenzado a perder su influencia medieval debido en gran parte al uso generalizado de la artilleria y las armas de fuego.

Acueducto ojival. Del siglo XVII, utilizado para la conducción de aguas de riego.

Casa de Cultura. Antiguo convento de Capuchinos Descalzos, de la segunda mitad del siglo XVIII. 


Museo Etnografico Municipal. En él se exponen diversos objetos relacionados con la historia, los oficios, la artesania y las costumbres de la villa de Biar.
Inaugurado en 1999, se situa en el número 1 de la calle Mayor, junto a la plaza principal de la villa, en la que se encuentran el Ayuntamiento y la Iglesia de la Asunción. Nació con la finalidad de recoger, conservar, investigar, exponer y divulgar cuantos objetos artísticos y etnográficos se conservan en la localidad, destacando sobre todo la tradición alfarera y de cerámica vidriada de la que goza Biar.
  La casa de estilo neoclásico perteneció a la familia biarense Payá Santonja. Sus tres plantas han quedado distribuidas en once salas, en las que se exponen los distintos elementos de una forma temática. La mayoría de los fondos proceden de donaciones hechas por particulares, aunque también hay piezas de propiedad municipal.

Ayuntamiento Fue proyectado en 1793, por el arquitecto Vicente Gascó y Massot. Es de estilo neoclásico contemporaneo. Su construcción la podemos situar en las primeras décadas del siglo XIX.

Iglesia parroquial. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Es de estilo gótico tardío y data del siglo XV. Destaca la portada, labrada en 1519 que constituye una de las obras más importantes del primer renacimiento valenciano, y la Capilla de la Comunión que es una de las muestras mas singulares del estilo churrigueresco y fue construida entre los años 1686 y 1697 por el arquitecto Juan Bautista Pérez Castiel. La torre del campanario, obra barroca del siglo XVIII, fue construida por el maestro setabense Juan Blas Aparicio.

Pozo de Nieve. Del siglo XVIII, antiguo nevero perfectamente conservado. Situado en la subida al Santuario. Se abre regularmente para hacer exposiciones.

Santuario de Nuestra Señora de Gracia. Originariamente fue una ermita, data del siglo XVIII, está situado en uno de los parajes más bellos del pueblo. Esta antigua ermita cuenta con una única nave con pequeñas capillas laterales, también resalta su fachada neoclásica. Su portada de estilo rococó se terminó en 1770. El camarin donde se encuentra la imagen es exquisito en detalle y riqueza.

Barrio de San Roque. Conserva dos magnificas puertas de acceso al recinto amurallado, la de Xàtiva y la de Castilla, conocidas popularmente como Arco de San Roque y Arco de Jesús respectivamente.

Ermita de los Santos de la Piedra. Esta ermita fue mandada construir por el rey Jaime I el Conquistador en el siglo XIII. Dista aproximadamente un kiometro del pueblo. El estilo corresponde a las iglesias de reconquista gótico catalán. La festividad se celebra el 30 de julio "Els Sants de la Pedra", Abdón y Senen.

Ermita de Santa Lucia. La ermita de Santa Lucía está ubicada en el barrio que lleva el mismo nombre. Data de la primera mitad del siglo XIII. Es de estilo gótico de reconquista. Esta es una de las cuatro ermitas construidas en los asentamientos de Jaime I. Aunque la advocación es Santa Lucía, también aparece el nombre de Santa Barbara en algunos libros de visita. La festividad se celebra el 13 de diciembre (Santa Lucia), día en el que se puede visitar la ermita por dentro.

Ermita del Roser y de San Ramón. Data del siglo XIII. El estilo corresponde a las iglesias de reconquista gótico catalán. La festividad se celebra el 7 de octubre para la Virgen del Rosario y el 31 de agosto para San Ramón.

Ermita de Nuestra Señora del Loreto. Por su construcción no se puede precisar la época, no obstante por su tipología y la fachada de aire barroco es posterior a las otras. La festividad se celebra el 8 de septiembre.

Ermita de San Roque. Segunda mitad del siglo XIII, está situada junto a la puerta Real de Játiva, es decir, en el barrio y calle de San Roque, aprovechando la parte superior de una torre almohade. La festividad se celebra el 16 de agosto.
                                                                       (JDiezArnal)
                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respetemos todas las opiniones, incluso las nuestras. Gracias.